Cargando...

Semblanza

Pablo Llana 1980. Vive y trabaja en Tijuana, México. originario de la ciudad de Tijuana.

Pablo Llana.


Curso diplomados en artes plásticas en la Casa de la Cultura de Tijuana.

Del 2000 al 2002 fue alumno del “Programa de Profesionalización Artística para Artistas Visuales” (PROPAVIS) impartido en el “Centro de Humanidades de Baja California”, con el apoyo del CONACULTA, incluyendo a destacados maestros artistas y profesionales como: Felipe Ehrenberg, Carmen Mariscal, Pablo Camacho y Cristina King Miranda, Olga Margarita Dávila entre otros.

Ha participado en más de 20 exposiciones colectivas locales e internacionales. Entre sus exposiciones individuales más recientes se encuentran “MOUTHFUL” en el Instituto de Artes Graficas de Oaxaca, “Yo código comunidad” en el Centro Cultural Tijuana y entre las colectivas se encuentran “Obra Negra.

Una aproximación a la construcción de la cultura visual de Tijuana” Centro Cultural Tijuana, “Tijuana Makes Me Happy. Multidisciplinariedad en la Frontera” en el Consulado de México en Los Ángeles California y “La Frontera” en la Galería Art Virus Ltd. Frankfurt Alemania.

Ha obtenido mención honorifica en la XII Bienal Plástica de Baja California (1999), 13va Bienal de Artes Visuales del Noroeste (2011), 5ta Bienal Bienal Nacional Miradas (2012), 14va Bienal de Artes Visuales del Noroeste (2013) y primer lugar en el 6ta Bienal Nacional Miradas (2014), sus piezas se encuentran en colecciones nacionales e internacionales.


Obras

Statement

Desde el año 2010, mi trabajo se articula en torno a los binomios capitalismo-consumismo y obesidad-identidad, desde lo micro o bien, lo personal.

Pablo Llana.

Utilizando como materia prima envolturas de productos de comida chatarra, apunto hacia la reflexión política, al unir estrechamente los sentidos críticos y sociales.

El resultado: piezas ricas en textura, cuya paleta de color son deshechos plásticos de una mala alimentación; individuales consecuencias de la globalización y sin duda una de las pestes del Siglo XXI.

Dentro de mi visión, surge un futuro que indica las erizadas condiciones entre la salud y las corporaciones de producción masiva en la situación global, donde la innovación social y el benessere parecen fundamentarse en un enfoque cosmopolita de la gran ciudad, la cual, a pesar de tener mayor desarrollo civilizatorio-tecnológico, sigue padeciendo lastres básicos como vivienda, salud y derechos humanos.

Bien cabe decir que las grandes cadenas de comida chatarra y estilos de vida de la “gran ciudad” que en tiempos modernos se entendió como una mejoría para la humanidad ciegan al individuo ante corporaciones industriales de alimentos chatarra, el consumismo masivo y no inteligente.

Somos víctimas de la sociedad de un consumismo desmedido.


Contacto

Llena todos los campos.